Me cansas y mucho.

IMG_0472 (002)

Hace poco , un domingo haciendo la compra en un centro comercial por la mañana , mientras recorría el interminable pasillo de cereales , escuché algo que me hizo girar la cabeza . Primero, un sonido que indicaba desazón , provenía de un niña , seguido de un : “me estás cansando y mucho” de su padre.

La niña estaba sentada en el carrito , que por cierto estaba completamente lleno, lo que me hace pensar que llevaban suficiente tiempo dentro del supermercado como para haber pasado por todos los pasillos puesto que estábamos al final , al lado de las cajas de cobro .

En ese momento, después de las palabras del padre , la niña se calmó y con cara de asombro se puso a mirar al suelo . Cruzamos durante un segundo una mirada y aproveché para sonreírla y guiñarla un ojo, por eso de no hacer ese momento tan incómodo.

Sentí tristeza por la niña. En esa ocasión ella no se reveló, optó por la sumisión, para mí una actitud igual de peligrosa.

El sentimiento que se generó en la niña , probablemente se traducirá en una creencia alejada completamente del concepto de autoestima y si es constante romperá la conexión tan necesaria para el vínculo sano con su padre.

Sentí tristeza por el padre, por su incompetencia para tratar a su hija con respeto y por el malestar que le generaba compartir ese tiempo tan valioso y único con su hija un domingo por la mañana.

Debemos recordar que la mayoría de las ocasiones los niños tienen comportamientos que no deseamos cuando están cansados . A veces tenemos que replantearnos si estamos solicitando de ellos comportamientos que no corresponden a su edad. No digo que el padre no pueda terminar su compra si es necesario, digo que quizá hay que evaluar la situación antes de que se produzca ,y en caso de no poder evitarla , se deben asumir ciertas consecuencias y responsabilizarse de disponer de las herramientas para disfrutar juntos .

Podemos probar a anticipar la situación que se puede producir al salir de casa y pedir colaboración, ofrecer alternativas para que ese tiempo sea más ameno como cantar , hablar , jugar a “veo veo” …, llegar a un acuerdo en cuanto al tiempo , cómo lo vamos a repartir para hacer tareas que no se pueden aplazar y el empleado en juegos , validar cómo se siente …

La Disciplina Positiva no asegura que los niños sean como muñecos de cera , todo lo contrario , busca que se expresen y tengan el mismo derecho que nosotros a manifestar que no están conformes , pero aporta soluciones para que las situaciones sean más respetuosas para todos y las familias más felices .

Seguro que con un poco de práctica podrán evaluar el cambio y ese tiempo será más productivo para ambos.

La buena noticia es que… ¡ Todo se entrena ¡

” El vínculo que une a una auténtica familia no es de sangre, sino de respeto y alegría mutua ”

Richard Bach

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s